Mercedes-Benz Autobuses y Selva Maya mejoran la movilidad del sureste mexicano.

  • Porque la Estrella de Tres Puntas apoya a todos los que persisten, por ello #NoTeRajes 

 

Ciudad de México. 29 de abril de 2020. Juan Antonio se levanta a las 4:30 AM para llegar al patio en donde está su autobús Boxer, sabe que la situación es difícil, que el Covid-19 está por todos lados, pero entiende que, si no va a la ruta, miles de personas no llegarán a los hospitales, o a la farmacia. No se raja… y sigue. 

“Para mí, mi familia y mi trabajo es mi pasión. Sé que hay peligro, pero es mi deber, es lo que me gusta, por eso tengo mi gel antibacterial, mi cubrebocas y mi Boxer para la ruta. #YoNoMeRajo”, señaló Juan Antonio Ruíz, operador de autobús.  

Para llegar al taller donde labora José Miguel, se tiene que transportar en un autobús, claro, se sube a un Mercedes-Benz. Pepe Miguel, como le llaman en la Distribuidora de Autobuses de la Estrella de las Tres Puntas, está encargado de dar el mantenimiento de los buses, por eso ahora más que en otro momento Pepe Miguel sabe que lo que hace es factor de vida o muerte, pues seguramente en la unidad que repara viajará un médico, algún camillero, o enfermero que salvará la vida de alguien, y en ese cambio está el dominio de Pepe Miguel que no se rajó, acabó su labor y apoyó a México. 

“Me emociona continuar trabajando en el taller de los autobuses, mi esposa me regaña un poco por arriesgarme a venir y seguir. Pero le dije – No me rajo – y acá estoy”, dijo José Miguel Gutiérrez, Técnico de mantenimiento Mercedes-Benz Autobuses.                                                           

Por su parte, Nadia se quita las cobijas de encima. Ve su reloj, es muy temprano, pero aun así se dirige al baño para tomar una ducha. Aunque sabe que está laborando en casa y que tiene simplemente que prender su computadora y gestionar los diversos pedidos de refacciones y partes especiales para los talleres que atienden a los buses del país, ella sigue como antes, sin temor, sin estrés al confinamiento, sin miedo a seguir. No se raja, porque si ella se diera por vencida, muchas unidades de pasaje dejarían de rodar por no tener una refacción.   

“Es a veces complejo estar sola todo el día, caminar y caminar muchas veces, notar que sigues en tu casa. Me desespera, no lo niego. Quisiera dormir, o solamente comer algo rico, salir y divertirme un poco. Pero no puedo y no debo, hay mucha gente que depende de lo que haga y si fallo, muchos no podrán llegar con sus familias o a su destino. De mi labor depende que las refacciones de los talleres estén surtidas. Entonces, pensado eso, digo, soy mexicana, soy mujer, y No me rajo”, dijo Nadia González encargada de Planeación de materiales en el Centro Internacional de Distribución de Partes.

Así como Pepe Miguel, Nadia y Juan Antonio, Mercedes-Benz Autobuses desde hace 26 años, que se estableció en México y ha tenido que sortear crisis económicas, huracanes, inundaciones, temblores y cualquier tipo de problemas, sin embargo, ha persistido porque: No se raja. 

“En Mercedes-Benz Autobuses nuestro principal compromiso es movilizar a México, aún con la situación actual que ha detenido muchas de las operaciones del mundo. Y es que todos tenemos un destino al que llegar, un sueño que cumplir y un camino que recorrer aun con obstáculos y en contingencia”, asegura Raúl González, Director de Ventas, Mercadotecnia y Postventa de Mercedes-Benz Autobuses.

Por eso, hoy se lanza la campaña, México y Mercedes-Benz Autobuses “No se Rajan”, que consiste en reconocer a todas y cada una de las personas que forman parte del maravilloso mundo de los autobuses, porque a pesar de la pandemia generada por COVID-19, han seguido movilizando a su gente. Los más 80 centros de atención no han dejado de dar servicio 24/7, decenas de operadores técnicos siguen brindando asesoría, más de150 colaboradores que desde su casa continúan laborando para que la Estrella de las Tres Puntas siga apoyando a sus clientes y a todas las empresas que en diferente medida siguen operando y transportando a miles de personas a sus destinos.

Desde hace unas semanas, Mercedes-Benz Autobuses suspendió la operación de su Planta en García, “La Casa del Autobús”, un lugar que puso en pausa, pero ni así, se detuvo y continuó operando de manera remota con otros 150 colaboradores y socios de negocio, para mantener a México en movimiento.

Con la perseverancia como bandera, la Estrella de las Tres Puntas brilló mas que nunca y No se rajó, siguió manteniendo los empleos directos e indirectos que genera, pero, sobre todo, ha continuado conectando a miles de personas que lo único que desean es moverse, llegar pronto, llegar lejos, llegar a donde los esperan.

Hoy Mercedes-Benz Autobuses invita a todos los mexicanos a que mantengan ese espíritu de solidaridad que tanto nos caracteriza, a seguir adelante a pesar de las circunstancias, porque México No Se Raja.